MIGRAR O NO AL CCTV SOBRE IP, ESA YA NO ES LA CUESTION

GENERALES
Si usted es directivo de seguridad, probablemente se ha planteado más de una vez esta pregunta: ¿debe saltar mi sistema de videovigilancia a una plataforma IP? La siguiente guía está dirigida para jefes, directores y gerentes de seguridad, y nos habla de cómo reducir costos y extender la vida del equipo de vigilancia existente al migrar de la plataforma análoga, a la vigilancia de IP

En efecto, la cuestión no se trata de si migrará su sistema o no: Sino, cuándo lo hará. Y es que el avance tecnológico, la obsolescencia de los sistemas y el salto a otras tecnologías, hacen inevitable que tenga que migrar tarde o temprano su actual sistema de CCTV análogo, a uno digital basado en la plataforma IP (Internet Provider); aunque debiera saber que lo importante es llevar a cabo una migración de una manera gestionada y con base en el costo de vida útil que aún tiene el sistema instalado.
Para tal caso -y con base en su experiencia diaria y la funcionalidad del sistema actual-, usted y sus colegas sabrán cuándo y cómo migrar a IP. El reto insistimos, es cómo hacerlo y por ende, con qué rapidez harán esa transición, pues cada caso depende de particularidades infinitas. Para la mayoría de los sitios, esta migración tendrá lugar gradualmente, y durante el proceso, las plataformas analógicas y soluciones IP coexistirán, en algunos casos, esta convivencia subsistirá por muchos años en el futuro.

Imagen

ACERCAMIENTO SISTEMÁTICO

Veamos un caso interesante: Terry Jones y Helena Smith, ambos jefes de seguridad de una empresa de mediano tamaño comienzan a responder a la pregunta: ¿Debiera de saltar a la IP?
Bajo un enfoque sistemático y con una experiencia de varios años en tareas de seguridad, el dúo se da cuenta de que, antes de enfrentar a cualquier decisión que involucre un cambio importante y potencialmente costoso, deben de realizarse algunas tareas. Convocan a una reunión del equipo y exponen la necesidad de dedicar tiempo a explorar los “fundamentos” iniciales y finales. En un pizarrón en la pared se registran tres pasos:
1. Determinar qué tipo de vigilancia se debe hacer.
2. Dar prioridad a los riesgos y las vulnerabilidades de su sitio.
3. Y a continuación, seleccionar una estrategia de migración y que la tecnología se adapte a las necesidades de la vida real.
Para comenzar a realizar esta transición, hay que observar que nos encontramos ante una enorme montaña de desafíos de tecnologías de la información, de necesidades de infraestructura, de inversiones heredadas, y de una serie de contradicciones entre ventajas y desventajas. Y es que hay un montón de decisiones a lo largo de la ruta de acceso a la seguridad de video IP, incluida la ruta del aprendizaje propia.

En el corazón de cualquier plan de migración -no importa si es conservador o agresivo-, la decisión de fondo en un negocio es una: Llevarla a cabo. Y es que no cabe duda que la videoseguridad anclada al IP es, tarde o temprano, inevitable y en el fondo benéfica, ya que esta plataforma tecnológica nos permite acceder a mejores imágenes con cámaras IP; situación que se traduce en la introducción de megapixeles y cámaras de alta definición con sus consecuentes aplicaciones que dependen de una plataforma de nueva generación.

Una de las ventajas de la migración, reside en un menor costo en la instalación para cableados Ethernet CAT 5 y 6, en comparación al cable coaxial o fibra; así como un aumento en el potencial sobre Ethernet.
Por otra parte, los días de almacenamiento en cinta de video son ya lejanos y en cuestión de unos cuantos años más, habrán pasado a la historia, pues el almacenamiento de información se ha movido a medios digitales.
Asimismo, el análisis de video, en modalidades tan simples como la detección de movimiento o tan compleja como alertas a ciertos tipos de comportamiento humano, dependen ya del monitoreo por IP. En cuanto al Centro de Comando, éste se ha convertido en un mundo de software donde la integración es la contraseña de todo, y el control de los elementos descansa en joysticks, a los que se añaden operaciones con menús desplegables e incluso pantallas táctiles.

EL IMÁN DEL VIDEO DIGITAL

Estudios a nivel global llevados a cabo por la firma de investigación Sullivan & de Frost, demuestran que las tendencias del uso del video digital van en notable aumento, incluso en economías de pequeña dimensión. Los sistemas de vigilancia por video digital exhiben un crecimiento significativo, impulsado por preocupaciones de una mayor seguridad pública y privada; además de un cambio en las plataformas tecnológicas.

La industria de la seguridad se encuentra en un ciclo de convergencia con la tecnología de la información de manera lenta y gradual, para enlazarse a los servicios de video, lo que asegura una completa unión de la seguridad física y lógica.
Por lo pronto ese proceso está en curso. Un estudio indica que 80% de la base instalada de cámaras en los Estados Unidos, hoy en día se basa en plataformas analógicas.

Para Terry y Helena, así como la mayoría de los ejecutivos de seguridad, la migración de sus sistemas significará la convivencia de dispositivos analógicos e IP. “En el mundo de los integradores, la migración a una nueva tecnología será un proceso gradual: Y es que mientras las soluciones basadas en IP suponen ya altas tasas de crecimiento en los próximos años, la gran base instalada de soluciones analógicas son una indicación de que la plataforma análoga permanecerá en el futuro cercano; por lo que se espera que ambas soluciones puedan convivir por muchos años más mientras se encuentran las aplicaciones que estarán mejor adaptadas a ello, señaló Phillip Sarangan, analista de seguridad física industrial, de Sullivan & de Frost.

A continuación Terry y Helena enumeran siete puntos esenciales a tomar en cuenta en torno a la instalación de un sistema de videovigilancia digital:
1. Necesidad de una mejor supervisión y obtención de superiores imágenes de video.
2. Costos inferiores de instalación en comparación con el video de seguridad tradicional.
3. Plataformas IP como columna vertebral de infraestructura de la empresa.
4. Análisis de video.
5. Seguridad Nacional.
6. Integración de una solución completa (acceso, intrusión, Identificación).
7. Multitarea en aplicaciones de negocio más allá de la protección y seguridad de vida.

OBJETIVOS DE LARGO PLAZO

Pensar estratégicamente y planificar el futuro, es el primer paso que se debe dar para llevar a cabo una transición adecuada. Esta estrategia será útil no sólo para satisfacer los crecientes requerimientos de seguridad, sino que permitirá cierta holgura cuando la dirección de la empresa amplíe el presupuesto de seguridad, o cuando los riesgos superen el costo de la nueva inversión.

Lo anterior se aclara ya que en muchos casos, el trabajo con codificadores y grabación digital no tienen necesidad de ser, pues involucrarían gastos excesivos.

Un salto que se vuelve más fácil hoy día de dar, es el salto de seguridad al compartir la infraestructura de red de la empresa. Sucede que no hace mucho tiempo, colegas del área de tecnología de la información (TI) tuvieron actitudes muy recelosas al evitar añadir aplicaciones externas a su círculo de tareas, y a compartir el ancho de banda de su red. En su mayor parte, esa actitud ha disminuido y Seguridad ahora trabaja más, idealmente, en colaboración con el área de TI.
En no pocas ocasiones un integrador, arquitecto o ingeniero de la empresa, procedentes del área de seguridad o la parte de TI, pueden ayudar a ampliar la brecha. Por ejemplo, los administradores de TI ahora participan en casi seis de cada diez grandes decisiones para adquirir productos de seguridad físicos basados en IP, de acuerdo a la firma IMS Research.
Así pues, es el momento de crear algún sendero de transición; para lo cual es indispensable señalar que no existe ninguna solución que se ajuste a toda circunstancia.

En ese sentido diríamos que la uniformidad es la coexistencia en un plan envolvente de cambios que mejor se adapte a las estrategias de negocio. Por encima de todo ello deberá de tenerse en cuenta el costo, plan, el diseño de la ingeniería y arquitectura del sistema, el proceso de selección de tecnologías posteriores, parte que es fundamental para cualquier implementación exitosa.

El hecho de que un par de tecnologías como la analógica y la digital puedan coexistir, significa que el video de seguridad no es simplemente un desafío técnico, sino también un desafío operacional y de negocio.

Entre las claves del negocio Terry y Elena consideran factores como:
• Una comprensión de las limitaciones presupuestarias y la cultura de la empresa.
• El reconocimiento de los verdaderos requisitos funcionales del sistema, es decir, lo que desea que el sistema pueda hacer.
• Encontrar vías para lograr más con la infraestructura existente.
• Aprovechar los activos existentes en formas que no parecían posibles al principio.
• Mejoras en funcionalidad y operación

Imagen

PRESUPUESTO Y CULTURA

Los procesos de presupuesto varían entre las organizaciones. Un presupuesto no es más que una estimación escrita de cómo un departamento o unidad de negocio tales como la seguridad y la prevención de pérdidas se desenvolverán financieramente.

Hay varios tipos de estrategias de presupuesto tales como la de arriba a abajo, de abajo hacia arriba y basado en cero. Cultura corporativa es la suma total de los valores, costumbres, tradiciones y significados que hacen que una empresa sea única.

La cultura corporativa a menudo se denomina como “el carácter de una organización” ya que encarna la visión de los líderes de la empresa. Los valores de una cultura corporativa influyen en las normas éticas en la coorporación, así como un comportamiento gerencial.  Para Terry, su empresa utiliza una estrategia presupuestaria ascendente dentro de una cultura en la que destaca su sentimiento de apego como familia.

Por lo tanto su estrategia será ajustar su nuevo presupuesto, subrayando el compromiso de “familia” segura en la que caben los empleados, contratistas, clientes y visitantes

Imagen

GIRO TECNOLÓGICO

Un gran “salto migratorio” puede ser complejo y angustioso. Muchas cuestiones pueden oscilar en este espacio, desde ubicaciones del sitio, la propiedad o no de un sistema existente, los medios de comunicación, la calidad de las imágenes, el almacenamiento y la recuperación del vídeo material, así como de la economía de la tecnología de transición tales como DVR y codificadores.

A lo largo de la ruta de acceso, seguridad puede tener que administrar dos sistemas mientras lidia con el apetito de capital de la empresa. A continuación Terry y Elena enumeran cinco áreas del sistema principal que deban considerarse:
• Las cámaras.
• Transmisión y cableado, incluidos los suministros de energía.
• El almacenamiento y la recuperación.
• El comando y control.
• La Integración.

CÁMARAS

Una consideración clave es si las cámaras existentes o nuevas proporcionarán la calidad de imagen necesaria para alcanzar los requisitos de funcionalidad del sistema. Las distintas aplicaciones tienen diferentes requisitos, pues algunos usuarios requieren la capacidad de ver y realizar un seguimiento, por ejemplo, de las matrículas de un vehículo al aire libre -con las distintas condiciones medioambientales que puedan presentarse-; mientras que otros simplemente necesitan ver que la iluminación del corredor es clara.

Por ello es importante que las necesidades definan la tecnología y no al revés. Ese concepto resulta evidente en muchos planes de migración, ubicaciones específicas de mayor vulnerabilidad o imagen y detalles, son lugares ideales para cámaras basadas en IP, incluyendo las de mega pixeles y aquellas de alta definición.
Parte del plan de convivencia -que incluye codificadores analógicos a digital- son importantes tener en cuenta, ya que al final algunas cámaras pueden y otras no, transformar imágenes analógicas a digitales. Esta misma precaución deberá tomarse con los elementos de almacenamiento de información.

TRANSMISIÓN

Cable blindado de par trenzado y cable coaxial de transmisión, fibra óptica y una variedad de enfoques inalámbricas, son los elementos que en gran medida forman parte de la mayoría de los videosistemas de seguridad; mientras que en un entorno IP, es generalmente sobre fibra, CAT 5 y 6 de gato y transmisión inalámbrica.

Una estrategia para gestionar redes digitales y analógicas es transmitir todas las señales a través de un cable único de fibra óptica que es segura e inmune a interferencias eléctricas o medio ambiente.

La instalación se ha simplificado considerablemente al eliminar la necesidad de múltiples fibras, transmisores y receptores. La diferencia y ventajas para el negocio de los distintos regímenes de transmisión, son el costo de instalación, así como de mantenimiento. Al mismo tiempo, no debe ser olvidado que estos también son fuentes de alimentación.

ALMACENAMIENTO Y RECUPERACIÓN

Incluso con los pies firmemente en el mundo analógico, Terry y Elena ya tienen grabadores digitales de video para almacenamiento y recuperación desde la red. Aquí no hubo opción al pasar de la era “picapiedra” de los VCR. Luego del proceso, han optado por cámaras con captura de datos sobre tarjetas SD.

Los DVR, NVR’s y la plataforma de servidores tienen un papel importante que desempeñar, aunque las soluciones de almacenamiento de información tienen sus propios desafíos; y las características y ventajas pueden cambiar desde las especificaciones comunes, a los elementos útiles como el control inteligente de las cámaras PTZ, con posiciones de preajuste y notificación a la detección de movimiento, o el envío de alertas y/o de mensajes de correo electrónico o SMS, algunos DVRs son difíciles de escalar.

COMANDO Y CONTROL

No hay mucho que considerar con respecto al mando y control. El manejo de las cámaras sobre una matriz tradicional e interfaces de joystick, o gráficas de usuario, son el caballo de batalla, aunque en un acercamiento rápido al mundo del software, ofrece un sólido paso para la operación de Terry. La otra consideración que no se debe dejar de largo, son los mezcladores de matriz de video en red de IP.

INTEGRACIÓN

La integración de sistemas de seguridad, es el objetivo de la mayoría de las operaciones de seguridad en la actualidad. Más allá de los relés y las interfaces, la integración transparente del video de seguridad con los controles de acceso electrónicos y los sistemas de intrusión perimetral e identificación, es un extremo beneficioso de cualquier operación y uno más simple a través de IP.

John Honovich gurú de la materia y la tecnología ofrece esta serie de recomendaciones para dar el salto a los sistemas de videovigilancia basados en IP. Aquí las claves:

• Si las cámaras IP pueden eliminar cableado analógico de larga distancia.
• Si la alta resolución de las cámaras pueden ayudar en lugares o en aplicaciones especiales con un enfoque escalonado.
• El aumento del ancho de banda impacta a la red de la empresa. Este es un tema delicado y el equipo de TI puede ayudar en mucho.
• Si nuevos tipos de compresión y descompresión o códec como el H.264, pueden reducir el tráfico de ancho de banda y el costo de éste.
• Cuando el presupuesto puede permitirse el lujo de una mayor transmisión y almacenamiento de información para las cámaras de mega pixeles.

Aún así, independientemente de la velocidad de cambio, un plan sólido es aquel en el que tanto las cámaras analógicas, como las digitales o IP pueden coexistir.
Las dos razones de esta solución tan conveniente, son comunes para la mayoría de los usuarios finales como Terry y Helena, pues necesitan proteger activos varados durante mucho tiempo y usarlos para después cambiarlos a una nueva plataforma y sistema de componentes.

Dependiendo de un ambiente físico y lógico específico, existen diversos enfoques de arquitectura y soluciones técnicas. Esa convivencia aumenta la seguridad en general y genera una toma de conciencia del sistema y su dominio, además de mejorar su eficacia operacional y las eficiencias sobre las cuales será fácil administrar y crecer en el futuro. Por ello se debe de considerar que el grado de migración también depende de la comodidad con la tecnología.

Por estas razones, los usuarios que desean la transición de sus sistemas de video, deben tener en cuenta el amplio panorama que la red puede beneficiar a sus negocios, no importa el número y tamaño. El análisis de costo-justificación y comparaciones de regreso inversión, entre diversas herramientas, son más que útiles, indispensables.

CAJA DE HERRAMIENTAS

Generar una investigación sobre ubicaciones de cámaras, así como del resto de los sistemas es un vehículo para averiguar lo que está bien y lo que está mal con la seguridad perimetral, sin dejar de lado el acceso interno y los controles de identificación y acceso.

VULNERABILIDAD

Con las amenazas de seguridad tradicionales y los ataques cada vez más sofisticados en aumento, la capacidad para mitigar rápidamente las vulnerabilidades es imperativa. Si una amenaza no es detectada, esas vulnerabilidades plantean una amenaza de seguridad grave a las empresas, personas, activos, marca, reputación y sistemas.

La evaluación de las vulnerabilidades es un proceso de identificación de la eficacia y postura de la seguridad de la empresa frente a vulnerabilidades mayores y menores. La evaluación de los niveles críticos de probabilidad y clasificación, son otra forma de evaluación de vulnerabilidades y estas son a menudo expresadas en números. Los factores de activos críticos son los criterios utilizados para identificar y dar prioridad a las accines. Colectivamente, estos factores son una indicación de las condiciones, preocupaciones, consecuencias y capacidades que podrían causar un desvarío en la seguridad de una empresa o su operación para etiquetar un “activo crítico”.

Cada factor se asigna un valor basado en la importancia y el establecimiento de un activo como “crítico”. Pero tenga cuidado: A menudo estos ejercicios no tienen en cuenta la disponibilidad de video sobre la integración de sistemas y redes de la empresa, mismos que podrían crear beneficios tangibles para las operaciones del negocio más allá de la seguridad.

Imagen

SISTEMA IP: VENTAJAS POTENCIALES

1 ) Dos vías de audio a través de un cable de red único permite a los usuarios comunicarse con lo que están viendo (por ejemplo, en una gasolinera el empleado puede ayudar a un cliente sobre cómo utilizar el método de prepago de bombas).
2 ) Mayor resolución de imagen: Las cámaras IP tienen una resolución de al menos 640×480 pixeles y puede proporcionar mega pixeles de resolución múltiple y televisión de alta definición de calidad de imagen a 30 fotogramas por segundo.
3 ) Flexibilidad: Las cámaras IP pueden ser removidas a cualquier parte de una red IP (incluidas las inalámbricas).
4 ) Inteligencia distribuida: con cámaras IP, el análisis de video puede colocarse en la propia cámara que permite la escalabilidad de las soluciones de análisis.
5 ) Transmisión de comandos para PTZ (Pan. Tilt, Zoom) a través de un cable de red.
6 ) Encriptación y autenticación: cámaras IP ofrecen una transmisión segura de datos a través de métodos de autenticación y cifrado, tales como WEP, WPA, WPA2. WPA2, TKIP, AES.
7 ) Accesibilidad remota: video en directo de las cámaras seleccionadas se pueden ver desde cualquier computadora y en cualquier lugar; y también de muchos teléfonos móviles de tercera generación y otros dispositivos.
8 ) Ventaja de costos para sistemas más grandes. Los estudios demuestran que, para sistemas con menos de 16 cámaras, la tecnología analógica es más barata, entre 16 y 32 son iguales, y con más allá de 32 cámaras, los sistemas basados en IP son más económicos.
9 ) Las cámaras IP son también capaces de funcionar en una red inalámbrica. La configuración inicial se tiene que hacer a través de un ruteador. Luego la cámara IP puede ser utilizada en la red inalámbrica.
10 ) PoE -Power over Ethernet. Las modernas cámaras IP tienen la capacidad de funcionar sin una fuente de alimentación adicional. Se puede trabajar con el protocolo PoE, que da poder a través de la Ethernet por cable.

SISTEMA IP: POSIBLES DESVENTAJAS

1 ) Mayor costo inicial por la cámara, excepto cuando son instaladas cámaras web baratas.
2 ) La falta de normas. Un usuario puede comprar diferentes cámaras IP, que codifican el video de forma diferente o utilizan una interfaz de programación diferentes, lo que exige de preferencia la compra de la cámara con la grabadora de video
3 ) Los altos requerimientos de ancho de banda de red: Una típica cámara de circuito cerrado de televisión con una resolución de 640×480 píxeles y 10 fotogramas por segundo (10 cuadros / seg.) en el modo MJPEG requiere cerca de 3 Mbit / seg como mínimo.
4 ) Barrera técnica. Una cámara IP profesional permiten la configuración de red, incluyendo la dirección IP, DDNS, la configuración del ruteador y el reenvío de puertos, aunque su puesta en punto requiere de las habilidades de un técnico especializado en LAN o circuito cerrado de televisión.
5 ) Si el video se transmite a través de Internet público en lugar de una privada IP de la LAN, el circuito es menos cerrado que en el clásico circuito cerrado de televisión. El sistema puede ser violado a través de la piratería y hoaxing. Los criminales pueden introducirse en un sistema de instalación de circuito cerrado de televisión para observar las medidas de seguridad y de personal, facilitando de ese modo los actos delictivos y una introducción de la tecnología IP contraproducente.

CONCLUSIONES INICIALES

Terry y Helena han hecho su análisis técnico inicial de amenaza de deberes de la seguridad. Para ello primero se presentaron la disyuntiva con tres vertientes: No hacer nada, hacer algo, o hacer todo lo posible. Para estas tres, hay también tres consecuencias. No hacer nada para prepararse para la inevitable transición a la IP ; y la situación de que el mantenimiento de sistemas heredados engendran costos más altos e incluso un mayor consumo de recursos.

Por otra parte, la obtención de imágenes pobres y recuperación difícil al utilizar video para investigaciones o para compartir con unidades de negocios internas o unidades policiales externas a la empresa, tiene sus aspectos a cuidar: Tratar de hacerlo todo a la vez tiene sus propios riesgos.

Y es que pueden existir obstáculos para justificar una inversión muy significativa, mientras se descarta lo verdaderamente útil. Por una parte, un sistema basado en IP podría sobrecargar la red de la empresa.

Para la gerente de seguridad, la mejor apuesta era hacer algo con énfasis en la coexistencia de lo analógico y la introducción de vigilancia de video IP. Cualquiera que sea el plan, sin embargo, no debe ser una propuesta única para el departamento de seguridad. Hay integradores de sistemas de seguridad, consultores y empresas de arquitectura e ingeniería que cuentan con un historial de ayuda y asesoramiento el cual deberá de ser consultado para obtener mejores resultados

Imagen

 

Add Feedback